una pulsión imparable

04 Abr 2016

La búsqueda de este #02 pone el foco en las formas de trabajo que desarrollan los artistas. Entendemos que gran parte del trabajo artístico se encuentra precarizado y que esta cualidad es la que ofrece la posibilidad de que algunos sean muy «exitosos» y otros estén corriendo siempre atrás de la liebre.

boba: ¿Qué tareas considerás como parte de tu trabajo artístico?

Graciela Olio: La verdad es que nunca me lo puse a pensar, pero lo intentaré. Creo que parte de mi trabajo artístico es vivir y elegir el arte como forma de ver y encarar la vida. No podría separar qué forma parte y qué no, creo que todo se lee en clave artística cuando se siente esto muy profundamente. Pero para acotar un poco, pienso que la invasión permanente de imágenes que implica estar conectado a internet buscando información para preparar una clase, un programa de estudios o una investigación, forma parte inevitable del trabajo artístico. También la lectura, la reflexión sobre algún tema, los viajes, conocer gente, dar clases en distintos lugares, etc., etc.

bb: Si se puede hablar de etapas, ¿cuáles serían? 

GO: En mi caso no hablaría de etapas. Cuando tiene que salir, sale rápidamente y las etapas son muy veloces. Cuando doy muchas vueltas es porque no me convence lo que estoy por hacer y no lo hago. Aprendí que necesito vomitar una o varias ideas, como una pulsión imparable. También puede ser parte del estímulo que genera una muestra, concurso, convocatoria, seminarios, etc.

bb: ¿Qué tareas te resultan más gratificantes?

GO: Para mí lo más gratificante es cuando se me ocurre la idea y la veo posible, ahí me da una contracción en la panza y mucha felicidad. Luego la hago rápidamente, me concentro mucho, a veces trabajo muchas horas, sin casi darme cuenta. Mi cuerpo me para porque me duele todo y entonces dejo… hasta el otro día. Pero esa excitación de la idea posible me gusta mucho.

bb: ¿Cuántas otras personas, otros profesionales forman parte de tu proceso de producción y exhibición de obras? 

GO: De mis procesos de producción concreta no forman parte muchas personas. A veces encargo algún molde o algún prensado, pero generalmente hago todo yo. Soy tremenda, me gusta hacer todo, no sabría cómo explicarle a un ayudante lo que tiene que hacer. Además disfruto del hacer, me gusta muchísimo la cocina de la obra, soy muy artesana para trabajar. Además experimento, hago muchas chanchadas, cosas inexplicables. Sí, intento escribir lo que hago, porque después no me acuerdo cómo y qué hice… ja, ja!!! Tengo un cuaderno que guarda todos mis tesoros…!!!
Luego, ya en el proceso de exhibición, me gusta trabajar con algún/a curador/a. Aprendo mucho de ellos, tienen una cabeza capaz de relacionar todo y necesito eso para salirme de mi micro-mundo y poder abrirme y conectarme con lo demás.
A veces, también consulto cuestiones plásticas con amigxs artistas que me ayudan a pensar mejor y ampliar mi mirada, eso sí lo hago frecuentemente. Me gusta mucho.

bb: Si se pudiera vivir de la producción artística, ¿te gustaría dedicarte exclusivamente a eso?

GO: Yo creo que mi producción artística es todo lo que hago, no solo la obra, también la docencia y la investigación. Y desde ese punto de vista, yo vivo de la producción artística. No puedo separar las cosas, yo soy una sola persona que hace todo eso con la misma creatividad y entusiasmo. En mi vida, mi trabajo artístico en el sentido amplio es todo, es la vida misma. No imagino otro modo de vivir!

bb: Nuestro problema inicial fue sobre el trabajo artístico precarizado, ¿te resulta acertado?

GO: En un punto estoy de acuerdo, porque en nuestro país no se le da el valor que tiene trabajar como artista, aunque suene raro. Igual no es solo un problema de nuestro país, por lo que conozco, pasa en toda América Latina e incluso en varios países de Europa, como España, Italia, Portugal, por ejemplo. En los países asiáticos como China, es distinto, porque los que apoyan al régimen estatal no están precarizados y los otros no pueden laburar, directamente. Japón y Korea del Sur tienen un mejor estándar para los artistas. Escandinavia nada precarizado. Estados Unidos, supongo que tampoco.
Igual, en Argentina, hay muchos artistas que se las rebuscan muy bien, con buenos contactos y que están inmersos en el supuesto “circuito del arte”. Esto para mí es exponer en los museos y galerías más importantes, tener mucha visibilidad, hacer mucho lobby, ir a todas las inauguraciones, ser aceptados y premiados en los concursos, etc. Yo creo que eso acá es ser “exitoso”, que te lleven a ArteBA y le pongan el puntito rojo al lado de tu obra. Aunque descreo bastante de las grandes ventas, y que puedan vivir de la venta de la obra. Ojalá pudieran, pudiéramos, sería genial, pero sinceramente, creo que acá no existe. No creo que haya un mercado de arte en Argentina, pero puedo estar equivocada, ojalá…!!!

bb: ¿Imaginás que podrían existir otras formas de pensar la circulación y la economía del trabajo artístico?

GO: En cuanto a otras formas de circulación, visibilidad y comercialización de la obra, creo que las redes sociales, la web en general, es un buen instrumento para hacer circular tu obra y poder comercializarla. Existen plataformas que venden obra por internet, pero la verdad es que no sé si funcionan o no. También los remates, si estuvieran bien hechos serían una buena opción.
No sé, la verdad es que me encantaría que todos pudiéramos vivir de la obra, sin pasar penurias, teniendo que laburar de algo que no te interesa. Ojalá algún día pase, eso dependerá también de nosotros, de auto-valorarnos más como artistas y hacernos valorar.

La Plata, marzo de 2016

Graciela Olio: Nació en La Plata. Profesora y Licenciada en Artes Plásticas recibida de la UNLP. Es profesora de la Cátedra de Cerámica de la UNA. Dicta talleres de cerámica en diferentes lugares del mundo. Vive en La Plata y sus obras se encuentran en colecciones privadas de Argentina, Alemania, España y Estados Unidos; así como en instituciones (museos, secretarías, ministerios y galerías de arte) de Argentina, Taiwán, Italia, Nueva Zelanda, Cuba, Croacia, Australia y Japón.